Garantizar la legibilidad

Introducción
Fran, un lector del blog pide detalles sobre “herramientas que garanticen la legibilidad de las ofertas.”

En español hablamos de legibilidad, al menos, bajo dos perspectivas:

  • Visual o tipográfica.- Inteligibilidad -legibility en inglés- tiene que ver con la capacidad de una tipografía de permitir, con mayor o menor dificultad, la lectura de las combinaciones de letras, palabras, y párrafos. La facilidad de lectura no depende del escritor, sino del diseño tipográfico y de las características de los tipos. Por eso -para un mismo texto- no es igual de fácil leer utilizando una fuente Arial, Verdana, Times New Roman, o Avant Garde, por mencionar solo algunas fuentes.
  • Lingüística.- Lecturabilidad -readability en inglés- tiene que ver con la estructura lingüística, con el número y tipo de palabras que usamos y la forma en que las combinamos para formas frases y párrafos. Aquí la facilidad de lectura -para una misma tipografía- solo depende de la habilidad del escritor en la selección de las palabras y la construcción de frases y párrafos.

En este post escribo sobre la legibilidad lingüística y algunos métodos y herramientas disponibles para analizar la lectura de lo que escribimos.

Herramientas para analizar la legibilidad lingüística

El método más utilizado en lengua inglesa para analizar la legibilidad  de los textos es el de Rudolph Franz Flesch, conocido como Flesch Reading Easy Test, donde las puntuaciones más altas corresponden a los textos más sencillos de leer, y las más bajas a los más complejos. La formula es:

206.835–1.015x(total palabras/total frases) – 84.6x(total sílabas/total palabras)

Puntuación Notas
 90.0 a 100.0  Fácil de entender por estudiantes de 11 años de edad
60.0 a 70.0 Fácil de entender por estudiantes de 13 a 15 años de edad
0.0 a 30.0 Fácil de entender para graduados universitarios

El Reader’s Digest da un índice de legibilidad de 65, y la revista Time de 52.

En USA utilizan la adaptación Flesch-Kincaid Grade Level, cuya fórmula es:

0,39x(total palabras/total frases)  + 11,8x(total silabas/total palabras)

Hay otros métodos y adaptaciones de los anteriores a diferentes idiomas.

En español están, entre otros, los trabajos de Fernández-Huerta, Szigriszt-PazosPablo Simón o García-López.

El problema es que no es fácil encontrar programas informáticos que soporten los métodos de cada idioma o versiones del Flesch adaptadas.

Y la suerte es que en la mayoría de los programas de tratamiento de textos existen funcionalidades que ayudan -al menos parcialmente- a medir la legibilidad de los escritos.

Por ejemplo en MS Office Word 2003 se activa de la siguiente manera:

  1. En el menú Herramientas, clic en Opciones y, a continuación, en la ficha Ortografía y gramática.
  2. Active la casilla de verificación Revisar gramática con ortografía.
  3. Active la casilla de verificación Estadísticas de legibilidad y, a continuación, haga clic en Aceptar.
  4. En la barra de herramientas (barra de herramientas: barra con botones y opciones que se utilizan para ejecutar comandos. Para mostrar una barra de herramientas, haga clic en Personalizar en el menú Herramientas y, a continuación, haga clic en la ficha Barras de herramientas.) Estándar, haga clic en Ortografía y gramática .

Hay otro método de análisis de legibilidad, menos ortodoxo que los anteriores, pero muy práctico que funciona muy bien para las ofertas y propuestas. Podemos denominarle método “Lectura-Resumen”.

Una oferta debe ser fácil de leer y comprender para que pueda persuadir a los profesionales y directivos de nuestro cliente que tienen acceso a ella, y que poseen distintas experiencias, áreas de especialidad y conocimientos.

El método es tan sencillo como pedir a cualquier profesional -no relacionado con nuestro negocio- que lea la oferta, si la entiende y es capaz de resumir con sus propias palabras lo que queremos vender, para qué sirve, en qué puede ayudar, y qué beneficios aporta al cliente, nuestra oferta es legible.

Sin embargo, si debe releer párrafos, preguntar frecuentemente por este o aquel concepto, o no es capaz de resumir la oferta con sus propias palabras podemos concluir que la legibilidad de la oferta es francamente mejorable.

 Mejorar la legibilidad

Del análisis de las fórmulas de más arriba podemos deducir que un texto es más legible si utiliza:

  • párrafos más cortos;
  • frases más cortas;
  • palabras más cortas.

En el post Resumen Ejecutivo – Consejos y Trucos del 18 de julio de 2.009 hay algunas recomendaciones para conseguir textos más legibles. En próximos posts iré dando más ideas para mejorar la legibilidad.

Speak Your Mind

*

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de navegación posible y conocer la utilización de la misma. Si sigues utilizando esta web sin cambiar los ajustes de tu navegador, aceptas su utilización. Haciendo clic en "Aceptar" mejorará la navegación.

Si deseas más información, lee nuestra Política de Cookies

Cerrar