Propuestas de negocio seductoras

Cómo hacer que tus propuestas de negocios sean seductoras

Todos sabemos que el sexo vende. ¿Pero sabías que es cierto incluso para las propuestas de negocios más formales, estúpidas y aburridas que te puedas imaginar? Incluso es cierto para las propuestas de las AAPP.

Tengo algunas preguntas más para ti, ahí te va la primera.

¿Conoces realmente a tu cliente y sus circunstancias?

¿Tienes la sensación de que estás perdiendo propuestas porque no conectas lo suficiente con tus clientes?

La mayoría de las propuestas que leo es como si hubieran sido escritas por alguien que piensa que la mejor manera de impresionarme es hablar de sí mismo. Las personas así presumen de sus triunfos y conquistas,  pero se van a casa solos. Si tus propuestas son así, entonces no son atractivas.

¿Escribes propuestas “veleta”?

Otro enfoque común para las propuestas es decir lo que crees que el evaluador quiere escuchar, para ver si te elige ¿Te ha funcionado alguna vez? Simplemente no es atractivo.

Cuando eres atractivo, la gente quiere acercarse a ti. Lo mismo ocurre con las propuestas. Si tu propuesta es atractiva, entonces el evaluador y el cliente querrán saber más de ti, de tu empresa y de la solución que propones. Querrán hablar contigo y pasar tiempo contigo para conocerte mejor. Incluso podrían considerar permitirte que colabores con ellos. Pero primero querrán saber si encajas. ¿Compartes sus objetivos, sus principios, sus valores…? ¿Pueden confiar en ti?

¿Eres un pistolero?

Algunas personas, y empresas, disparan a todo los que se mueve hasta que alguien pica. Ponen todo su esfuerzo en lograr relaciones a corto plazo. Aunque funciona en algunas ocasiones, rara vez lo hace en el largo plazo.

¿Te pareces al retrato robot?

Otras personas, más exigentes, buscan a los que cumplen con sus estándares particulares. Su éxito depende de una combinación de cuán buenos son sus estándares y qué tan buenos son buscando. Este suele ser el mejor camino para una relación satisfactoria y duradera. ¿Qué tipo de clientes y oportunidades persigue tu empresa?

¿Crees en los flechazos?

¿Crees en el amor a primera vista? A veces ocurre, pero generalmente el amor es algo que se construye con el tiempo. Deberías pensar en empezar con una introducción. Las mejores presentaciones provienen de gente cercana, amigos o familiares. Pero a veces tienes que ir por tu cuenta y presentarte. ¿Usas un mensaje para captar la atención? ¿Cómo inicias una conversación? ¿De qué deberías hablar?

La introducción debe mantener la atención de la otra persona y hacer que quieran quedarse para descubrir más. La introducción es lo que te da la oportunidad de contar tu historia, y tu historia es lo que te hace atractivo.

Si tu historia es atractiva, se te acercarán más. Te darán la oportunidad de mostrarte a ti mismo. Te darán la oportunidad de seducirles. Si eres lo suficientemente seductor, la otra persona estará dispuesta a arriesgarse y  confiar en ti. Si lo hace, mostrará sus vulnerabilidades, por lo que todo lo que viene antes está diseñado para asegurarse de que eres confiable y valioso antes de dejar que las cosas lleguen más lejos. Tienes que llevarlos a donde realmente quieren ir pero solo lo lograrás si confían en ti. Pero no puedes hacer eso simplemente diciéndoles lo que crees que quieren escuchar. Debes ser autentico.

¿Vendes algo de valor o solo commodities?

A menos que vendas una commodity sin valor agregado, necesitas seducir a tus clientes. Deberías preguntarte:

  • ¿Son mis propuestas seductoras?
  • ¿Tengo una historia que contar? Si la tienes,
  • ¿Es una que mantiene la atención del lector y hace que quieran saber más de mí?
  • ¿Mí historia es seductora?
  • ¿Es algo a lo que el cliente quiere unirse y participar?
  • ¿Habla de un futuro del que quieran formar parte?

¿Buscas un escarceo puntual o algo serio y a largo plazo?

Si has puesto el ojo en un cliente en particular, entonces necesitas contar la historia correcta. ¿Se trata de un futuro a corto plazo para ambos o una relación a largo plazo? ¿Se trata de obtener algo que ambos sabéis que queréis, o se trata de tener un futuro juntos? ¿Es el entorno simple o complicado? ¿Hay otros involucrados? Si deseáis un futuro juntos o si el entorno es complicado, debes conocer a tu cliente antes de saber qué botones presionar. Puedes trabajar tus piropos todo lo que quieras, pero si no estás dispuesto a invertir en conocer a tu cliente antes de tratar de seducirlo, probablemente termines volviendo a casa con las manos vacías.

Nota: Esté artículo ha pasado un análisis de legibilidad y ha obtenido la calificación de “Bastante Fácil”.

Para seguir mejorando en gestión de oportunidades, propuestas, y ganar más contratos:

Puedes contactar con nosotros en mariano.paredes@shipleywins.es

Puedes seguirme en:

 

Speak Your Mind

*

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de navegación posible y conocer la utilización de la misma. Si sigues utilizando esta web sin cambiar los ajustes de tu navegador, aceptas su utilización. Haciendo clic en "Aceptar" mejorará la navegación.

Si deseas más información, lee nuestra Política de Cookies

Cerrar