Gacelfantes. El que no conoce la historia está condenado a repetirla.

El que no conoce la historia está condenado a repetirla.

El Open Day de Mutua Innova

El jueves de la semana pasada tuve la oportunidad de asistir al Mutua Innova – Open Day que organiza la aseguradora Mutua Madrileña.

Sobre el evento

Un evento bien organizado, con tres paneles tratando temas de moda e interés. El primero “¿Cómo innovan ahora las grandes empresas?”, el segundo “Innovación abierta: ¿Cuál es la oportunidad real?” y el tercero “Hacia un nuevo modelo de colaboración empresarial”.

Se debatieron temas de interés sobre innovación como:

  • la necesidad de alinear procesos, personas y tecnologías para que los cambios que provoca la innovación calen hasta lo más profundo de la corporación;
  • la necesidad de hacer un scouting adecuado para atraer a la corporación ideas que ayuden a crear negocios nuevos más adaptados a las nuevas necesidades de los clientes y consumidores;
  • la necesidad de resolver el problema de convivencia entre las grandes corporaciones, que son pesadas y de movimientos lentos, y las startups mucho más ágiles y dinámicas, pero casi siempre sin musculo y faltas de experiencia.

Me fui del evento satisfecho por la forma en que se abordaron los temas, la diversidad de opiniones y enfoques de los panelistas, y las experiencias y vivencias que nos contaron.

No todos consiguen satisfacer a la audiencia, sobre todo cuando se tocan temas que ya van teniendo unos añitos en la palestra. No hay semana que alguien no te invite a un evento con la innovación en el escaparate y la transformación digital en la trastienda.

El comentario que se hace viral

En un momento dado, uno de los panelistas comentó que uno de los grandes problemas a resolver era cambiar las formas de hacer de las grandes organizaciones. Dijo que era como “Enseñar a bailar a un elefante”.

A partir de ahí la idea arraigó entre los panelistas, otro hizo una referencia a la “agilidad de las gacelas”, un tercero a la posibilidad de que “las gacelas bailasen con los elefantes”, y para rematar el asunto algún otro finalizo gestando un nuevo ser al que denominó “gacelfante”, seguramente para recoger la agilidad de la gacela en el cuerpo del elefante, en clara referencia a la agilidad de la startup como revitalizadora y dinamizadora de la corporación de toda la vida.

A palos con los clásicos de los negocios

Los que llevamos unos años en este circo de los negocios, las tecnologías, y la irrupción, de cuando en cuando, de nuevas modas, y nos hemos preocupado de leer un poco, sabemos que Enseñando a bailar al elefante es de James A. Belasco y es un clásico de los noventa que conviene leer para mejorar en eso que se ha dado en llamar la gestión del cambio y que no tiene otro objetivo que ayudar a las organizaciones a aceptar, usar y sacar el mayor provecho a todas las innovaciones que tratan de abrazar.

Por otro lado, salvo que a mí se me haya escapado una gacela por el camino, solo recuerdo de ellas una fábula que se hizo famosa en el mundo de los negocios a finales de los noventa, cuando se puso de moda lo de la reingeniería de procesos.

La fábula venía a decir algo así como “Cada mañana, en el África, una gacela se despierta; sabe que deberá correr más rápido que el león, o éste la matará. Cada mañana en el África, un león se despierta; sabe que deberá correr más rápido que la gacela, o morirá de hambre. Cada mañana, cuando sale el sol, y no importa si eres un león o una gacela, mejor será que te pongas a correr”.

Esta fábula lo que viene a representar es la necesidad que tienen las empresas de moverse rápido para llegar lo antes posible a “nuevos territorios” y conquistarlos o al menos tomar una cuota de mercado representativa.

Las consecuencias de no estar al tanto de la historia

Parafraseando a Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana y Borrás “Quien no conoce la historia está condenado a repetirla”.

Hay mucho conocimiento y experiencias de negocios recogidas en los libros. Siempre son de ayuda, sobre todo para emprendedores que están viviendo sus primeras experiencias empresariales.

Con los conocimientos y la ayuda adecuada muchas de esas iniciativas llegarían a volar. Sin embargo, muchas, la mayoría se quedan en el camino, aun teniendo una buena idea o producto entre las manos.

“No tengo tiempo para lecturas”

“No tengo tiempo para lecturas” es la típica frase del startapero que anda corriendo de un lado para otro, como pollo sin cabeza, por tratar de “llegar el primero” aunque no sepa muy bien a dónde.

Para los que no tenéis tiempo, para los que confundís los términos o mezcláis las fábulas, para que aprovechéis mejor las ruedas que ya están inventadas y deis una mejor imagen cuando habléis en público, os dejo una lista con los 100 mejores libros de negocios.

Si realmente no tienes tiempo de leer un poco cada día, hay servicios de resúmenes de libros de negocios a los que te puedes suscribir y tendrás acceso a resúmenes de 8 a 15 páginas con lo mejor de cada uno de ellos.

Cualquier cosa antes de poner a bailar a un elefante con una gacela en un auditorio en el que puede estar escuchándote el inversor que te va a financiar la próxima ronda.

Nota: Esté artículo ha pasado un análisis de legibilidad y ha obtenido la calificación de “Bastante Fácil”.

Si quieres recibir estas notas de propuestas y desarrollo de negocio en tu correo electrónico, envíame un email a mariano.paredes@advancedpm.es

Para seguir mejorando en gestión de oportunidades, propuestas, y ganar más contratos:

Puedes contactar con nosotros en mariano.paredes@shipleywins.es

Puedes seguirme en:

 

Speak Your Mind

*

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Esta página web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de navegación posible y conocer la utilización de la misma. Si sigues utilizando esta web sin cambiar los ajustes de tu navegador, aceptas su utilización. Haciendo clic en "Aceptar" mejorará la navegación.

Si deseas más información, lee nuestra Política de Cookies

Cerrar